Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

29 mayo 2018 • ¿Por qué Rajoy ha continuado y empeorado las prácticas de Rodríguez Zapatero? • Fuente: Dichos, Actos y Hechos

Pío Moa

La herencia de Rajoy

Zapatero dejó una herencia resumible en cuatro puntos básicos, todos ellos punteados de actos realmente infames:

1.-Recuperación de la ETA para convertirla en potencia política. Aznar, utilizando el estado de derecho en este problema por primera vez desde la transición, había llevado a los terroristas etarras al borde del abismo. El rescate de la ETA por ZP se hizo a costa de demoler prácticamente el estado de derecho.

2.–Declaración implícita de soberanía del Parlamento catalán y ampliación no pedida por casi nadie de su autonomía.

3. –Ley de memoria histórica de carácter totalitario, esencialmente falsaria y pro-chekista (ensalzamiento de los asesinos y torturadores del Frente Popular, abandonados por sus jefes y capturados y castigados por los nacionales).

4. –Leyes LGTBI –feministas-abortistas, totalitarias, que pretenden lo nunca visto: regular los sentimientos e implantar el delito de odio…

Estas cuatro grandes medidas significaban pura y simplemente la negación de la democracia, de la libertad y de la misma España. Y fueron aprobadas parlamentariamente por unos partidos una de cuyas señas de identidad más acusadas es la corrupción.  Es decir, se ha tratado de la utilización de la democracia contra la democracia y contra la nación. Esta es una gran experiencia de cómo la demagogia puede degenerar a un país empujándolo hacia el liberticidio, al modo como ocurre en Venezuela, etc.

Los males parecían curables, no obstante, mediante los mecanismos democráticos, cuando Rajoy subió al poder impulsado  por la gravísima crisis económica. Aunque ya cuando estaba en la oposición denuncié (sin el menor eco) que su política iba a ser la contraria y que iba a acabar de pudrir al régimen, millones de personas pusieron sus esperanzas en Rajoy.

Pero el PP de Rajoy en el poder no se ha limitado a seguir en todo la política de ZP, sino que ha conseguido empeorarla y llevar al país a una situación crítica. Las concesiones y financiaciones al separatismo catalán han derivado en el “prusés” cuyo rasgo principal ha sido la radicalización de los separatistas, dedicados a la provocación permanente y a una intensísima política internacional antiespañola. En el interior, una falsa aplicación del famoso artículo 155, ha degenerado en una especie de golpe de estado permanente. En el exterior, nunca España se había convertido en tal objeto de irrisión entre nuestros “amigos y aliados”. Cosa natural, porque un país cuyos gobiernos financian a los separatismos y  engordan la invasión de su territorio en Gibraltar por una potencia “amiga” a la que rinden pleitesía, solo puede suscitar el mayor desprecio y falta de respeto  por todo el mundo.

Los tremendos daños causados al estado de derecho por la “operación rescate” de la ETA, han derivado en una intensificación del separatismo en Vascongadas con alianza ETA-PNV, comienzo de un nuevo “prusés” hacia la secesión. Debe advertirse que la política de vaciamiento del estado en Cataluña y Vascongadas no se ha interrumpido con Rajoy, sino que se ha intensificado, favoreciendo a los separatistas. Y que en las regiones donde gobierna o ha gobernado el PP se sigue la misma política lingüística de los separatistas  contra el español común, elemento esencial de la identidad y unidad española. Mientras intenta imponerse en el conjunto una especie de bilingüismo inglés español, con el primero como lengua superior de cultura.

La ley de memoria histórica no solo no ha sido derogada, sino que de hecho se ha incrementado por el PP en numerosos lugares, llegando alguno de sus alcaldes a fomentar la denuncia para borrar cualquier recuerdo de una gran época de España como fue el franquismo. Esta ley fue en todo momento, y sigue siéndolo,  un instrumento especial para recuperar los odios que hundieron a la república, odios tan queridos por una especie de nuevo frente popular. Es intolerable la falsedad sistemática con que estas gentes reivindican a sus “abuelitos”, pero resulta mucho más abyecta la forma con que el PP escupe en las tumbas de sus padres y abuelos.

Las leyes LGTBI, la promoción del aborto, el ataque a los derechos de la mayoría de la población, tiene gravedad no menor que los anteriores desmanes. La ideología LGTBI es realmente una ideología enferma, creada por mentes reconocidamente insanas. Y sin embargo se ha convertido en la ideología prácticamente oficial de la Unión Europea, practicada en España con particular entusiasmo. Con ZP, esa ideología cobró enorme impulso, que ha continuado, incluso más grave por lo inesperado, con Rajoy.

Hay claves en todo este proceso: ZP premió a la ETA porque su partido comparte algo así como un 80% de ideología con ella. Y dio pasos adelante contra España en Cataluña porque, como decía Julián Marías, “el PSOE tiene una idea negativa de la historia de España” (tan ignorantemente negativa como absurdamente positiva su propio e infame historial). Atacó al franquismo, es decir, a su memoria, porque Franco derrotó brillantemente al PSOE y sus aliados comunistas, separatistas y golpistas. E impuso la ideología LGTBI porque por naturaleza tiende a subvertir los elementos más básicos de la civilización cristiana y occidental.

Aparentemente el PP, el propio Rajoy, no comparte tales cosas. ¿Por qué entonces ha continuado y empeorado tales prácticas? Porque desde hace mucho tiempo carece de otro principio que el de “la economía lo es todo”, el cual le  sirve para asimilarse a cualquier tendencia que vea apropiada para conseguir poder (y dinero, desde luego). . En esa línea no ha vacilado en promover mediáticamente a un grupo tan especialmente siniestro como Podemos, a fin de crear miedo y beneficiarse de él, mientras bloqueaba a VOX, la única alternativa que pese a todo, está despuntando. Así, ZP ha conseguido implantar un régimen de partido ideológicamente único, zapaterista, aunque sus facciones políticas se peleen por los puestos.

Y por eso hay que fundamentar y elaborar una política cuyos puntos principales sean la negación de toda esa política actual, con la que ZP logró desmantelar la democracia.

El hecho indudable es que la herencia de Rajoy consiste en una exacerbación de todos los problemas principales de España:  los separatismos, la pérdida de soberanía, el despotismo LGTBI, la falsificación sistemática del pasado como arma para deformar el presente, etc. Y vemos a este perturbado en medio de este golpe de estado y putrefacción política, hablar tranquilamente de sus logros económicos, por lo demás mediocrísimos e inseguros después de siete años de gestión.  Por todo ello, Rajoy quedará para la historia como el político que ha conseguido empeorar y llevar al límite los males creados por su antecesor.  Es de esperar que el mal, la putrefacción del sistema,  tenga todavía un remedio razonable y no traumático; pero en todo caso debe reconocerse que ha avanzado ya demasiado.

2 Respuestas a La herencia de Rajoy

  1. Costa Astur

    7 junio, 2018 a las 09:41

    Es tan bueno el artículo de Pío Moa como el comentario de Geppetto.

  2. Geppetto

    7 junio, 2018 a las 09:14

    Rajoy empezó su gobierno negando los principios que le habían dado el poder, negando a sus votantes y apostando por la España socialdemócrata que había dejado ZP.
    Desde el principio dijo que lo mas importante era la crisis economica, en realidad dejo sentado que no habia mas crisis que la económica ya que el separatismo, como es parte fundamental de la Constitución y del sistema debe ser protegido, cuidado y ensalzado.
    Segun Rajoy o se solucionaba la crisis o se solucionaban los problemas estructurales que han destruido España, por lo visto el solo tenia capacidad para resolver un problema cada vez, sin tener en cuenta que jamas se resolverá la crisis economica sin solucionar la crisis política que el separatismo ha creado y que se comera todo, España incluida.
    Rajoy fundamentalmente tiene mente funcionarial y espiritu de de organizador de oficina estatal, su forma de entender la politica es la del que se hace el muerto para ver si pasa el peligro.
    Las leyes de Rajoy en cuestiones ideológicas son inexistentes, dejo las de ZP mientras ponia en la calle a terroristas y asesinos sencillamente porque esa era la trayectoria pactada con el Psoe, se nego a borrar del mapa la Ley de Memoria Histórica sencillamente porque a EL, le da igual 8 que 80 y si la izquierda militante daba la bronca con ella, mejor no tocarla, que bastante tenia con destruir los derechos laborales heredados de la epoca de Franco mientras se cargaba la clase media y convertía a los trabajadores en pobres de solemnidad.
    Rajoy ha destruido España, una destrucción en profundidad que la ha anulado como nacion para el futuro, privandola del nervio que siempre tuvieron los españoles para que, en el ultimo minuto recompusieran España sin importarles un bledo las autoridades que los hundían.
    El separatismo ya ha vencido, la sociedad acepta como algo natural el que exista y el que pueda, al final, vencer, los españoles se encogen de hombros y musitan, Si ellos lo quieren es democrático y por tanto perfectamente legal.
    Es cuestión de tiempo en que la fina trama que une las regiones españolas se acabe deshilachando y sin grandes aspavientos, rompiéndose.
    Dentro de poco veremos como se desacraliza la basílica del real Sitio del Valle de los Caídos, como se profanan las tumbas de los allí enterrados, empezando por Jose Antonio y Franco sin que los españoles digan ni pio, mas allá de algunos canticos espirituales, rezos al Altísimo y finalmente encogimiento de hombros, como acaba de suceder con la Cruz emblemática del pueblo de Vall d’Uixó o de callosa de la Sierra.
    Dirán vds que poco mas podían hacer los vecinos y tendrán razón, porque el problema NO es vecinal, es nacional y la solucion tambien lo es
    Y eso es lo malo, que los españoles protestan con grandes aspavientos en la barra del bar contra Rajoy para, de inmediato, llorar irreflexivamente por su marcha.
    O los españoles comprenden que a España, SU España solo la pueden defender ellos o se quedaran sin ella,