Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

8 diciembre 2017 • El triple patronazgo de la Virgen sobre Las Españas

José María Manrique García

La Virgen de Guadalupe, junto la del Pilar y la Inmaculada, Reinas de Las Españas (III)

Así quedó el crucifijo próximo al cuadro con la tilma de Juan Diego tras la bomba masónica de 1921. Impulsado por el Presidente, General Álvaro Obregón, su autor fue protegido por las autoridades, hasta el punto que se desconoce su identidad, barajándose que fuera el anarquista español Luciano Pérez.

Las pruebas de la veracidad guadalupana

Veamos a continuación algunas de las maravillas, constatadas científicamente [i], que encierra la tilma de Juan Diego:

 El periodo de conservación de las fibras vegetales (ayate, tejido de fibras Agave Popotule) con que está confeccionada  no supera normalmente los 20/30 años, por lo que resulta inexplicable su mera existencia tras cuatrocientos cincuenta años.

 No hay explicación a su no destrucción cuando en 1785, accidentalmente y al limpiar los metales preciosos del marco en que está expuesta, le cayó ácido nítrico de arriba abajo.

 – No se explica científicamente cómo no sufrió daño alguno con ocasión del atentado masónico por bomba del 14 de noviembre de 1921; el ejecutor material fue un anarquista español impulsado y protegido desde la presidencia del Gobierno [ii].

 No se entiende que no se haya deteriorado la imagen en cuatrocientos cincuenta años, máxime cuando los primeros 116 estuvo sin protección de cristal (bien escaso entonces) y sometida al contacto de toda clase de objetos.

–  El manto azul de la Virgen reproduce el mapa celeste del solsticio de invierno de 1531, pero invertido, es decir, como lo vería un observador situado en el confín del universo [iii].  El doctor Juan Homero Hernández Illescas desarrolló entre 1981 y 1995, partiendo de las intuiciones del Pbro. Mario Rojas Sánchez, un brillante estudio paleo-astronómico.

  La imagen está realizada en un lienzo sin preparación adecuada, en el que tampoco hay colorante animal, vegetal, mineral o sintético.

 No hay explicación científica a que en las retinas de los dos ojos de la imagen de Nª Sª en la tilma, de un tamaño de 7 mm, aparezcan trece figuras humanas, y que las mismas tengan las características de un ojo humano vivo (dilatación, etc),  con el efecto Púrkinje-Sánsom. La escena que reflejan corresponde a la de un observador -La Virgen- situado en un punto de visión que seguramente abarca la totalidad de la habitación en la que Juan Diego abrió su manto ante el obispo, acompañantes y otras personas presentes. Las imágenes observadas en las retinas son: (1) Un indio sentado en el suelo. (2) Un anciano de gran parecido con el obispo Zumárraga según las pinturas de Miguel Cabrera  (siglo XVIII). (3)  Un hombre joven que pudiera ser el traductor Juan González. (4) Juan Diego: un hombre maduro  de aspecto indígena, con un sombrero con forma de cucurucho y una tilma anudada al cuello, que extiende el brazo derecho y la despliega en dirección al anciano. (5) Una mujer negra; puede ser María, una esclava-sirvienta del obispo, a la cual dio libertad en su testamento. (6) Un hombre barbado de facciones europeas que pudiera ser el nuevo gobernador de Méjico (Fuenleal). Un grupo familiar formado por una mujer joven (7) de rasgos finos, que parece mirar hacia abajo, con una especie de tocado y  un niño (8) a la espalda en un rebozo. Abajo y a su derecha hay un hombre con sombrero y, en medio, un niño y una niña (10 y 11).  Y, detrás de la mujer joven, un hombre y una mujer maduros (12 y 13) de pie; este hombre sólo aparece en el derecho de la Virgen.


Para interpretar el “croquis” (dibujos situados abajo a la derecha) de las imágenes reflejadas en las retinas (fotograma ampliado del cuadrante superior derecho) hay que suponer a Nuestra Señora situada centrada y frente a ellas.

Vista ¡invertida! del firmamento en el solsticio de invierno de 1531.

Estamos, pues, ante la prácticamente indiscutible constatación científica de que la Virgen nos dejó su imagen en la tilma de aquel milagro. Un caso que guarda gran similitud con la Sábana Santa (Síndone).

Conclusión

Las apariciones marianas suelen tener grandes enemigos, dentro y fuera de la Iglesia, como no podía ser de otra forma en esa lucha secular entre Satanás y Nuestro Señor que es la historia de la humanidad. Algunos eclesiásticos, incluso de buena fe, se opusieron a las de Méjico con razonamientos generalmente enlazados a peligros del ateísmo remanente en el alma azteca. Pero la gran mayoría de los opositores militaban y militan en la “Ciudad Pagana” que se opone a la “Ciudad de Dios” (S. Agustín). No olvidemos que la nación mejicana ha sido gobernada generalmente por masones [iv], como se desprende de las palabras que el 27 de julio de 1929 el presidente Emilio Portes Gil (él mismo masón) dirigiera a sus congéneres mejicanos con ocasión del pacto para acabar con la Guerra Cristera: «… “la lucha sin embargo es eterna. La lucha se inició hace veinte siglos … El Estado y la  Masonería  en los últimos años han sido una misma cosa, porque los hombres del poder han sabido siempre identificarse con los principios revolucionarios de la  Masonería”» [v]. Es en ese contexto en el que hay que considerar la obstinada oposición a la historicidad de las apariciones, obviando los hechos que hemos narrado y otras múltiples constancias documentales contundentes [vi], además de las aportaciones de la ciencia en los últimos años.

Esa oposición continúa, aumentada y a ambos lados del Atlántico, en esta época en la que se han infiltrado masivamente en la sociedad y en la Iglesia muchos `modernistas´ y otros enemigos.

Por otra parte, existe una pasión indigenista y en parte anticatólica, y no solo por lo que tiene de anti-universal, que demanda que todo lo relativo a la `Guadalupana´ proceda de fuentes aztecas, o, si eso es demasiado para poder digerirlo, al menos colocarla lo más alejada de España. Pasión, más que razón, en gran medida asumida por las jerarquías eclesiásticas, que elude la auténtica visión sobrenatural y universal de esta aparición mariana y su papel en la historia de la evangelización de América.

Contra esta visión que querría negar toda relación entre la Virgen de Guadalupe de España y la Virgen de Guadalupe de Méjico, cuando no alimentar la enemistad entre los indígenas y la Madre Patria (no olvidemos que los clérigos masones Hidalgo y Morelos, entre otros, enarbolaron el estandarte guadalupano para encabezar la rebelión contra el trono español, siendo excomulgados), en un viaje reciente a Extremadura, el monje que nos acompañó durante la visita al monasterio nos dio la clave de la relación entre ambas advocaciones. Nos mostró un relieve de Nuestra Señora, de 1498, que se halla en el coro, precisamente frente a la imagen de “la Morenita” del altar mayor. El parecido de esta representación de la Virgen con la de la tilma de Juan Diego, es cuando menos llamativo.

Es evidente la similitud entre el relieve de de la Virgen del coro del Monasterio de Guadalupe (Cáceres), de 1498, en el óvalo de la izquierda, y la milagrosa imagen que aparece en la Tilma de Guadalupe (Méjico), con la salvedad de que la española está con el Niño en brazos y la mejicana “encinta”. Bajo el óvalo de la izquierda (España) aparece el lugar del coro donde está la Inmaculada y, a la derecha, revestida, “La Morenita” milagrosa atribuida a S. Lucas, que ocupa lugar preferente, frente a la anterior, en el altar mayor. La Guadalupana cacereña es del tipo Theotokos – Dei Genetrix (Madre de Dios) sentada en un trono con el Niño en su regazo.

Recordemos que parece ser que los monjes jerónimos del monasterio entregaban estampas de dicho relieve de la Virgen a los franciscanos que iban a América a evangelizar a los indios. Se comprende así que cuando vieran la imagen de la tilma, rápidamente la asociaran con Guadalupe y de ahí surgiera enseguida la advocación de Virgen de Guadalupe en Méjico. De este modo Nuestra Señora quiso hermanar bajo su protección y patronazgo a los indígenas de las tierras recién descubiertas y a los españoles, apoyando con su milagro el gran concepto de la Hispanidad.

Quedémonos con las palabras de Juan Pablo II en su visita a Guadalupe en 1982: “Debería haber venido aquí para comprender mejor la devoción mexicana”. Y con las del arzobispo primado de México, Norberto Rivera, en el prólogo del excelente libro del historiador Francis Johnston: “Gracias Señora por esas flores que hiciste brotar en nuestro suelo helado y árido que tan elocuentes fueron para nuestros padres indios; gracias por tu nombre de Guadalupe con el que pediste que te invocáramos pues con él los hermanaste con nuestros padres españoles que así te invocaban desde siglos antes en tu Santuario de los montes de Extremadura” (prólogo de The Wonder of Guadalupe: The Origin and Cult, de Francis Johnston,  1996)

Virgen de Guadalupe,  Virgen del Pilar, Inmaculada Concepción, Reina de las Españas, Madre de Dios y Madre Nuestra, ruega por nosotros. 


[i]  10 Verdades y mitos sobre la Imagen de la Guadalupe, https://www.pildorasdefe.net/aprender/fe/10-Verdades-y-mitos-sobre-la-Imagen-de-la-Guadalupe.

El tiempo de los Tiempos: Mensajes Marianos, por José Gregorio Paris, Pag. 37-40, De Buena Tinta, Madrid, 2014.  José Aste Tonsmann (Ph.D.), http://www.mariancongress.org/es/bios/dr_jose.htmlhttp://apologetica.org/sitio/index.php/temas-varios/706-los-milagros-de-la-imagen-de-la-virgen-de-guadalupe

[ii] El Atentado contra la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe en 1921, http://www.catolicosalerta.com.ar/santoral/sma-virgen-atentado.html.

[iii] Juan Homero Hernández Illescas en su libro Las estrellas del manto de la Virgen de Guadalupe. https://radiocristiandad.wordpress.com/2007/07/14/verdadero-y-diario-milagro-las-estrellas-del-manto-de-la-santisima-virgen-de-guadalupe/. Y en el Cielo tu Eterno Destino . . . Con el Dedo de Dios se Escribió, http://virgenconstelaciones.blogspot.com.es/.

[iv] La Masonería en la Presidencia de México, http://www.wenceslao.com.mx/masoneria/presidentesHTM.htm.

[v] Discurso de Portes Gil ante la Masonería: “La Lucha se inició hace veinte siglos”, http://www.catolicidad.com/2011/10/discurso-de-portes-gil-ante-la.html.  La Cristiada y los mártires de México,       http://www.fluvium.org/textos/historia/his18.htm#14.

[vi] Documentos históricos aceptados por la Iglesia católica sobre la Virgen de Guadalupe, https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Documentos_hist%C3%B3ricos_aceptados_por_la_Iglesia_cat%C3%B3lica_sobre_la_V%C3%ADrgen_de_Guadalupe.  Las dudas sobre la historicidad del indio Juan Diego, http://infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1012111245-las-dudas-sobre-la-historicid.

Cronología de la Virgen de Guadalupe, https://www.geocities.ws/iesvs/GUADALUPE.htm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>