Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

31 octubre 2017 • "Bienaventurados seréis"

Marcial Flavius - presbyter

Fiesta de Todos los Santos: 1-noviembre-2017

Rito Romano Tradicional

Evangelio

Mt 5, 1-12: En aquel tiempo, viendo Jesús la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos».

Durero: retablo de Todos los Santos

Reflexión

La liturgia de esta fiesta de Todos los Santos nos invita a elevar nuestra mirada hacia la muchedumbre innumerable de los santos que ya participan del lugar del consuelo, de la luz y de la paz en presencia de Dios.

En esa muchedumbre no sólo están los santos reconocidos de forma oficial, sino también los bautizados de todas las épocas y naciones, que se han esforzado por cumplir con amor y fidelidad la voluntad divina. De gran parte de ellos no conocemos ni el rostro ni el nombre, pero seguro que forman parte de la Iglesia triunfante algunos de nuestros antepasados y familiares, personas a las que hemos conocido y con las que hemos convivido. Particularmente grato resulta evocar entre ellos a los miles de mártires que en nuestra Cruzada dieron su vida por Dios y por España en la retaguardia roja y en los frentes de combate:

Si por las noches ves resplandecer,
sobre tu cielo luces sin igual,
son las estrellas de los que al caer
velan tu sueño en la Inmortalidad

Al contemplar el luminoso ejemplo de los santos, la solemnidad de hoy suscita en nosotros un deseo operante de ser como ellos. Esta es la vocación de todos los bautizados que hoy se vuelve a proponer de modo solemne a nuestra atención.

Hemos nacido para un gran destino: servir y amar a Dios en esta vida y después gozarle en la eterna. El cielo es nuestra meta. Allí está nuestro descanso, nuestra felicidad insospechable, sin fin. Pensemos con frecuencia que nuestra casa es el Cielo, donde Dios, nuestro padre, nos espera: «Ya no sois extranjeros y huéspedes, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios» (Ef 2,19).

Para conseguirlo, imitemos la vida de los santos. Tenemos ejemplos para ello en los más diversos estados y profesiones: monjes, obreros, sacerdotes, reyes, mendigos…

Ha de alentarnos a imitar a los Santos el considerar que ellos eran tan débiles como nosotros y sujetos a las mismas pasiones; que, fortalecidos con la divina gracia, se hicieron santos por los medios que también nosotros podemos emplear, y que por los méritos de Jesucristo se nos ha prometido la misma gloria que ellos gozan en el cielo.

La historia de la Iglesia —y el caso de los mártires es privilegiado en este sentido— demuestra que la santidad, aun siguiendo sendas diferentes, pasa siempre por el camino de la cruz. Exige un esfuerzo constante que es posible a todos porque, además de la obra del hombre, presupone la gracia, el don de Dios: «Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!» (1 Jn 3, 1).¿Cómo no responder al Padre celestial con una vida de hijos agradecidos?

Los santos son para nosotros modelos de vida. Invoquémoslos para que nos ayuden a imitarlos y esforcémonos por responder con generosidad, como hicieron ellos, a la llamada divina.

Invoquemos en especial a María, Madre del Señor y espejo de toda santidad. Que Ella nos haga fieles discípulos de su hijo Jesucristo.

Una respuesta para Fiesta de Todos los Santos: 1-noviembre-2017

  1. Francisco Herrera Responder

    3 noviembre, 2017 a las 05:44

    Hermosas palabras llenas de luz y esperanza.
    “Mi alma espera al Señor más que el centinela la Aurora”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>