Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

15 enero 2016 • La Iglesia es mucho más que un obispo sin memoria o desagradecido

Jesús Flores Thies

Inexplicable ingratitud

Nos gusta escribir artículos, pero a veces redactamos algunos, y no disfrutamos al hacerlo. Este es uno de esos casos, porque queremos hablar de la ingratitud de la llamada Iglesia Española, no ya a Franco, sino a los millones de españoles que lucharon y murieron para que esa Iglesia Española pudiera abrir sus templos, o para que los obispos ocuparan hoy sus diócesis, reconstruidas de forma total. Tema desagradable.

Hemos visto una portada de INTERVIU en la que junto a los cueros de una moza en pelotas, aparecía un letrero en el que se nos Dice que “LOS OBISPOS PROTEGEN SIMBOLOS FRANQUISTAS”-

Hemos escrito (tarea inútil por supuesto) al Director de la revista recordándole que en la zona roja, es decir, la del sistema que su revista ama en el recuerdo, fueron asesinados doce obispos, y no asesinaron más porque no los encontraron, así que nada tiene de particular que algún obispo de hoy día, recordando este hecho, lo agradezca a su manera, y sepa quien en aquellos años fue su verdugo y quien les protegió.

Esto es sólo una anécdota más de lo que hoy ocurre en España con la Iglesia, Para poder decir una misa un 20 de noviembre en memoria de Franco (y de José Antonio) hay que recorrer pacientemente, en muchos lugares de España, ciudades y pueblos para encontrar una iglesia que acepte el encargo. En Barcelona es toda una proeza de los organizadores encontrar una iglesia que no ponga pegas. Ya lo hemos comentado en otra ocasión. Si vamos a la Merced, por ejemplo, todo lo que se ve, por dentro y por fuera, ha sido reconstruido, como en tantos y tantos templos de Barcelona, Cataluña y España. Pues en la Merced ya no nos admiten misas conmemorativas un 20 de noviembre.

Aquellos que lucharon y murieron, también por la Iglesia, consiguieron que un largo centenar de pueblos y localidades catalanas recuperaran sus nombres con un santo o santa a la cabeza, ya que el gobierno legalmente constituido del Frente Popular, los había quitado.

La reconstrucción de templos, iglesias, capillas, seminarios, cruces, estatuas, monumentos religiosos…., fue total y absoluta, y efectuada desde el primer momento, es decir, que se hizo en los años 40, en época muy difícil para España y los españoles ¿Por qué esa ingratitud de la Iglesia Española? ¿Qué pretende con mantener esa indigna actitud? No olvidemos los privilegios concedidos a la Iglesia que consiguió aquello que se denominó “nacional-catolicismo”, cuyas consecuencias fueron, por ejemplo, el que se nos negara el “maná” del Plan Marshall, ya que se nos exigían los mismos beneficios de la Iglesia católica para otras iglesias cristianas. Y no olvidemos que se dio a la Iglesia Española la tranca de la censura moral.

Es indudable que la Iglesia que fundara Jesucristo tiene su parte humana, lógicamente con defectos, que se ha mostrado a lo largo de toda la Historia de la Iglesia, pero la fe se ha conservado siempre, y nosotros, pese a esta actitud olvidadiza de esa “parte humana” de la Iglesia, mantenemos nuestra fe porque la Iglesia es mucho más que un obispo sin memoria o desagradecido.

Al igual que no hemos conseguido de ningún político del PP que nos diga por qué mantienen la Ley de la Memoria Histórica (iniciamos las preguntas a primeros del mes de noviembre del año pasado), tampoco conseguimos una respuesta digna, clara y sencilla sobre la razón de esta ingratitud. No siempre es admitida la Bandera Española en los templos, pero hay una que no la veremos jamás: la bandera de la Falange. Recordemos la viñeta que hemos repescado.

Paracuellos es el cementerio donde reposan los restos del mayor número de canonizados y de beatos de la Historia de la Iglesia. Gracias al obispo de Alcalá de Henares, cada año se dice allí una misa por aquellos y por los otros asesinados. Un grupo de furcias violó este cementerio con motivo de un 20 de noviembre, y no hubo acto religioso reparador oficial alguno. Tampoco hubo intervención militar de la Bandera Paracaidista instalada en sus cercanías.

Cuando llega la hora de mencionar a los mártires que Roma decreta de vez en cuando, se habla de los mártires españoles del siglo XX, siglo que tiene casualmente tantos años como otros siglos, es decir 100, pero de ese centenar de años, sólo se produjeron mártires entre 1931 y 1939, en sólo OCHO años. Pero es que muy raras ocasiones se cita a los victimarios. De haber ocurrido en Alemania nazi o en la Polonia ocupada por estos, se diría: “mártires alemanes (o polacos) víctimas de la persecución nazi”. Aquí se quiere dar a entender que los mártires españoles se encontraron (¡también es mala suerte!) en medio de una pelea a muerte entre dos bandas rivales, bastante bestias por cierto.

La aceptación sumisa de la Ley de la Memoria Histórica ha sido un baldón tanto para la Iglesia Española como para el Ejército. Cuando alguien se atreva a hacer un balance del Patrimonio nacional, religioso o no, arrasado, destruido, aniquilado… por esta izquierda vengativa y esta derecha cobarde, lo de los talibanes quedará como juego de niños malos. Un símbolo del espíritu destructor de estos rencorosos vengativos es el fusilamiento del Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles, hecho tremendo que se oculta como se puede, Dios quiera que no se repita con el Valle de Los Caídos, porque está en el punto de mira de estos satánicos rencorosos: los vencidos el 1 de abril de 1939.

Dejamos aquí los comentarios porque si seguimos hablando diríamos cosas más duras. Por ahora basta. Y si alguien sabe las “lógicas” razones de esta ingratitud, que nos lo diga

Una respuesta para Inexplicable ingratitud

  1. Víctor Responder

    11 febrero, 2016 a las 18:33

    Totalmente de acuerdo con lo comentado o escrito por este bravo militar español. Tuve un hijo militar, salido de la Academia General Básica de Tremp y me sentía profundamente orgulloso de ver a mi hijo que soñaba con amplios horizontes; pero el Señor se lo llevó con 21 años, cuando estaba a punto de llegar a Vitoria donde estaba destinado. Amo al Ejército por eso y por que fui componente de las Fuerzas de Seguridad del Estado; primero, como Policía Armada y segundo, como Policía Nacional. Amo a mi Nación, a España, por su gloria y su grandeza. Su Historia es formidable y, yo la quiero y siempre la querré. ¿Ha visto usted que la 13TV diga algo de las cartas y comentarios de Monseñor Reig Pla? No lo dirán, porque se juegan el puesto. Amo a la Iglesia y a sus pastores,; pero no a las personas. Me siento angustiado y, algunas veces pienso; que los mártires españoles, víctimas de la persecución religiosa que hubo en España desde 1931 a 1939; molestan. A mí me lo parece y siento decepcionado y algo peor. Pero confío en Dios, y de Dios no nos vamos a reír nadie. NI España podía caer tan bajo, ni todos los que la odian y los más tibios, podían llegar a tanto. La mediocridad al poder. Esta es la triste historia de mi Patria. Un saludo afectuoso. Le he leído bastante. Que Dios le guarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>