Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

7 diciembre 2015 • Que España es irreconocible es una tristísima realidad

Jesús Flores Thies

Irreconocible

Que España es irreconocible es una triste (tristísima) realidad. Pero sólo para aquellos que la hemos conocido de otra manera, con otro rostro y con otra alegría. Para aquellos que la han conocido siempre como una suripanta avejentada y fea, no hay cambios, porque para ellos siempre ha sido así. Aunque lo más triste es que así la prefieren porque se han acostumbrado a verla de esa sucia guisa.

El feroz empeño, auténticamente diabólico, para acabar con todo vestigio físico del “franquismo” es desolador. Y es desolador por el éxito en su empresa arrasadora de la Historia. Lógicamente nos referimos a vestigios físicos de tipo monumento, no citamos la obra social o la que nos sacó del subdesarrollo, que sería tarea imposible, aunque se intenta ocultar a ver si hay suerte. Pero lo que resulta auténticamente decepcionante es la actitud sumisa y cooperante de la derecha política y mediática.

Cerro de los Angeles: monumento al Sagrado Corazón dinamitado en 1936

Cerro de los Angeles: monumento al Sagrado Corazón dinamitado en 1936

Los que hoy encabezan esta brutal campaña devastadora son los herederos políticos de aquellos criminales y devastadores de otrora. Vamos a traer aquí, como modelo estelar de su “mejor hacer”, aquella voladura que hoy se oculta cuidadosamente, o se relata de forma aséptica como una simple “hazaña” de milicianos, incluso en la prensa de “derechas”: la voladura, previo fusilamiento, del monumento del Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles, “anécdota” histórica que hoy desconocen la mayor parte de los españoles, pero por si alguno de estos ignorantes no lo sabe y quiere saber, la relatamos de forma breve.

Lo había inaugurado el rey Alfonso XIII el 30 de mayo de 1919; el 23 de julio de 1936, milicianos fusilaron la imagen del Sagrado Corazón, pero como eso era poco, el sistema legalmente constituido lo dinamitó, renombrándolo como “Cerro Rojo”; y ya de paso, asesinó a cinco religiosos que custodiaban el monumento. Las cosas había que hacerlas bien, al completo.

Acabada la guerra, el 25 de junio de 1965, el generalísimo Franco inauguraba el nuevo monumento reconstruido, llevando a su lado a quien, unos veinte años después, firmaría una ley que echaría a su benefactor a la “basura histórica oficial”.

El monumento inaugurado por don Alfonso XIII fue obra del arquitecto Carlos Maura Nadal y del escultor Aniceto Marinas, éste sería el mismo escultor de las figuras del monumento a la “Constitución de 1812” de Cádiz, y que en la reconstrucción del monumento dinamitado participaría de asesor. Los autores de la reconstrucción y figuras fueron Pedro Muguruza y Luis Quijada Martínez..

6 presidentes

Aquí está la “Cuadrilla de los Seis”, todos juntitos y felices por su labor talibán de destrucción de nuestro Patrimonio.

Pues los herederos de aquella salvajada, una más de las muchas cometidas contra las “cosas”, que las cometidas contra las personas era moralmente aun más deplorable, son los que hoy claman y se desgañitan contra un simple recuerdo, un monolito o una Cruz que recuerde algo o a alguien denominado “franquista”. Aquel malvado y estúpido descerebrado, llamado Rodríguez Zapatero, tuvo la habilidad de crear la única ley que hoy se cumple en España, y a cara de perro, lo que no es mal récord. Ya antes de que este pendejo decidiera su Ley absoluta, se había iniciado la tarea talibán de derruir nuestro Patrimonio, por eso resultaría una labor de titanes censar hoy lo arrasado por Suárez y todos, absolutamente todos, los que pasaron por las sucesivas y rentables Presidencias del Gobierno, incluido el ectoplasma de Leopoldo Calvo Sotelo, que en su breve andadura tuvo tiempo de borrar del mapa el Centro de Estudios, que se había inaugurado con el Valle de los Caídos.

Si enumeramos sólo lo arrasado en Barcelona la lista sería aterradora, pero nadie se conmueve, y la cobarde y ruin derecha política acepta y colabora sumisamente en este crimen contra las Cosas, la Historia y la Dignidad. ¿Decimos algo sobre la actitud de los sucesivos Mandos del Ejército? Otra vez los dejaremos en el oscuro rincón del silencio por su actitud inconcebible de cooperar en el borrado de nuestra propia Historia. No queremos hacer más comentarios, al menos por hoy. Esa actitud discreta la mantendremos también con la llamada Iglesia Española, porque hoy es domingo y no nos viene nada mal hacer algún sacrificio.

España es el único país “civilizado” donde los escultores y artistas han visto destruir sus obras en nombre de Caín. La lista es larga, y ahí están entre otros, Juan de Ávalos, el ya citado Marinas o Jordi Puiggalí, el autor de los excelentes relieves del monumento a Jose Antonio en Barcelona. Y esta España irreconocible permite, al cabo de los años, que este odio satánico y esa estupidez destructora persista hasta no dejar en pie nada que moleste a los criminales autoconvertidos en jueces de sus víctimas

Este escrito lo vamos a mandar a todos los Portavoces del Congreso de Diputados, en papel, sobre y sello, ninguno nos responderá pero quizá alguno se enterará de lo que no sabía, pese a su cargo. También nos rascaremos el bolsillo y mandaremos esto a alcaldes y alcaldesas de eso que llaman “principales ciudades”, las que en otro tiempo nos trajeron la segunda república, echando a la basura la opinión mayoritaria de las “menos importantes”. Al menos las mujeres de la limpieza sentirán curiosidad por ese papel arrugado tirado con rabia a la papelera. Algo tenemos que hacer ya que los que arrasaron los Budas de Bamiyán, destrucción cronológicamente posterior a nuestros arrasadores, han quedado como simples “jaimitos”, aquel hideputa del quinto, el de los chistes. Vamos, como unos pardillos.

Lo mandaríamos también a las tertulias de “derechas”, pero estas se blindan e impiden el acceso a sus santuarios y a sus “santos”. Ya veremos si lo mandamos a los principales periódicos, porque sus directores sólo saben leer lo que ellos mismos escriben, lo de los demás no les interesa; y la Carta al Director, apenas sin abrir, va directamente a la papelera, salvo que sea una colección de salmos hacia el director del antihigiénico papel impreso. Lo pensaremos… Y la vamos a mandar también a una moza con suerte, Edurne Rubio, portavoz (¿portavoza?) de la Federación Estatal del Foro de la Memoria (aquí el que no se federa es porque no quiere). Y decimos con “suerte” porque hay que tenerla para conseguir ese momio de larga nomenclatura y que, con toda seguridad, estará muy bien pagado con nuestros impuestos. Cobrar por destruir ¡menuda ganga!

Por supuesto que la haremos rodar por internet, esa gotera en el edificio del sistema; de todo sistema. Porque los españoles se deberían de concienciar de una puñetera vez de que no hay derecho a arrasar un Patrimonio que no es de ellos, y menos de los talibanes celtibéricos, los rufianes que explotan la ley de la Memoria Histórica hasta la extenuación..

Lo que más les gusta a estas izquierdas de hoy día es ver delante de ellos un campo arrasado, defecto normal en aquellos que, estériles como los mulos (y mulas), son incapaces de crear nada. Ver a los de IU clamando por esa destrucción es hasta lógica, porque conviene destruir las pruebas de sus propios crímenes.

José Antonio amaba a España porque no le gustaba, pero pese a que las comparaciones son odiosas, en aquella España había alma y espíritu de sacrificio, ésta que nos ha tocado vivir se parece a un león muerto cubierto de moscas. No conocemos ningún caso de un león resucitado, con o sin moscas.

Así de pesimista vemos el panorama, que no decimos nacional, porque cada vez es menos nacional.

La triste realidad es que los criminales son hoy los jueces de sus víctimas, y se encaraman al poder político y periodístico. Porque España se ha convertido en una comunidad humana irreconocible, sin pulso, sin gracia, sin dignidad, sin humor y sin memoria donde el criminal es hoy el juez. Toda la clase política es responsable de esta demoledora situación que hace jueces a los criminales, pero los de la derecha con una característica especial: la cobardía del suicida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>