Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

1 Febrero 2015

Manuel Parra Celaya

Milicia

B8hDy5WIUAA-BF9

No teman los lectores que esta semana abunde en ese ventilador de porquería en que se ha convertido la crónica política; me ha convencido de no caer en esa tentación un ciudadano anónimo, que se detuvo a mi lado en un kiosco cuando ambos leíamos los titulares: “¡Todos hablan de ladrones!”, exclamó (en catalán), y nos convertimos por unos fugaces instantes en contertulios y, casi, almas gemelas. En efecto, toda la prensa del día destacaba en sus portadas algún lío judicial de políticos (Bárcenas, Pujol, Monedero…, ya saben), cada periódico según sus preferencias ideológicas.

Al comprar mi ejemplar, observo que el jefe de redacción había relegado al interior, a una página par, para más inri, lo referente a la muerte del cabo Francisco Javier Soria Toledo en tierras del Líbano. Curioso contraste.

Esta noticia, un par de días atrás, me conmovió especialmente. Quizás porque uno de mis hijos se está preparando concienzudamente para superar las pruebas de ingreso en el Ejército, llevado por una sincera vocación de soldado, no de funcionario. Quizás porque, en el momento de conocer la muerte del cabo Soria, un servidor estaba reunido con algunos buenos compañeros de la Asociación Española de Soldados Veteranos de Montaña, en un sano ambiente de compañerismo. Quizás porque, ante ese tipo de noticias, uno valora más una cierta ética de la milicia y la contrapone –de forma involuntaria- a la falta de ética que sobrevuela nuestra sociedad de pícaros, en general, y el mundo de la política, en particular.

Nada más lejos de mis buenos deseos en lo colectivo una especie de trasplante de los cánones cuarteleros a la vida social; de acuerdo con la expresión del maestro Ortega, creo que esta debe “civilizarse”, esto es, dotarse una serie de valores de la auténtica civilidad de los que parece carecer y que son los que pueden otorgarle categoría a lo ciudadano.

Y estos valores –que nadie se asuste- son los que están representados, como quintaesencia, en la milicia: servicio, abnegación, sentido del deber, honor, camaradería, solidaridad, patriotismo, disciplina, valor, honradez… Es decir, lo que se podría resumir en los archiconocidos versos de Calderón que finalizan definiendo la milicia como “religión de hombres honrados”.

Larga tradición tenemos en España de estos valores, y, también, por qué no decirlo, de sus opuestos, los de la picaresca; si los de esta nos pueden arrancar una sonrisa en su manifestación literaria, aquellos pueden servirnos de acicate y de emulación para eso que se llama regeneración de la democracia.

Porque nunca han sido incompatibles la libertad y la autoridad; la libertad de expresión y el respeto al honor; la solidaridad y el compañerismo con la individualidad; la conciencia social y la permanencia de unos principios en el frontispicio del entramado colectivo; los derechos y los deberes… Incluso, en su adaptación a lo divino, quedó escrito por la pluma de Ignacio de Loyola aquello de “contra malicia, milicia”.

No entro en el debate si la muerte de nuestro cabo Soria fue responsabilidad “de los hunos o de los otros”; me interesa resaltar que este nuevo caído de nuestro Ejército estaba en el puesto de vigilancia que le había sido asignado, cumpliendo, en suma, con su obligación de soldado; como tantos y tantos dentro y fuera de nuestras fronteras, suponiendo que esta sigan existiendo en la guerra moderna.

También me interesa recordar, por encima de todo que “la muerte no es el final”, como cantaban los compañeros del cabo Soria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>