Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

6 Agosto 2016 • Catecismo Mayor de San Pio X - 98

Desde Mi Campanario

De los devotos ejercicios que se aconsejan al cristiano para todos los días

DE LA DOCTRINA CRISTIANA Y DE SUS PARTES PRINCIPALES

PARTE QUINTA

De las Virtudes Principales y de Otras Cosas Necesarias que ha de Saber el Cristiano

CAPÍTULO VIII

De los devotos ejercicios que se aconsejan al cristiano para todos los días

973. ¿Qué ha de hacer el buen cristiano al despertar por la mañana? El buen cristiano, al despertar, ha de hacer la señal de la Cruz y ofrecer su corazón a Dios con estas o semejantes palabras: Dios mío, os doy el corazón y el alma mía.

974. ¿Qué hemos de pensar mientras nos levantamos y vestimos? Mientras nos levantamos y vestimos hemos de pensar que Dios está presente, que aquel día puede ser el último de nuestra vida, y levantarnos y vestirnos con toda la modestia posible.

975. Levantado y vestido, ¿qué ha de hacer el buen cristiano? El buen cristiano, acabado de vestir, ha de ponerse en la presencia de Dios y arrodillarse, si puede, ante una devota imagen, diciendo con devoción: “Os adoro, Dios mío, y os amo con todo mi corazón; os doy gracias por haberme criado, hecho cristiano y conservado esta noche; os ofrezco todas mis acciones, y os pido que este día me preservéis de pecado y me libréis de todo mal. Así sea.” Reza luego el Padrenuestro, Avemaría, Credo, y los actos de Fe, Esperanza y Caridad, acompañándolos con vivo afecto del corazón.

976. ¿Qué prácticas de piedad habría de ejercitar el cristiano todos los días? Todos los días que pudiese debería el cristiano:

1º, oír con devoción la santa Misa:
2º, visitar el Santísimo Sacramento, por corta que fuese la visita;
3º, rezar la tercera parte del Rosario.

977. ¿Qué ha de hacer al ponerse a trabajar? Al ponerse a trabajar ha de ofrecer a Dios aquel trabajo, diciendo de corazón: “Señor, yo os ofrezco este trabajo, dadme vuestra bendición.”

978. ¿Por qué fin ha de trabajar? Ha de trabajar por la gloria de Dios y por cumplir la divina voluntad.

979. ¿Qué hará el cristiano antes de sentarse a la mesa? Antes de sentarse a la mesa, estando en pie, hará la señal de la Santa Cruz y luego dirá con devoción: “Señor Dios, echad vuestra bendición sobre nosotros y sobre el manjar que vamos a tomar para mantenernos en vuestro servicio.”

980. ¿Qué hará después de comer? Después de comer hará la señal de la Cruz y dirá: “Os doy gracias, Señor, por el manjar que me habéis dado: hacedme digno de participar en la mesa celestial.”

981. ¿Qué debemos de hacer al advertir que somos tentados? Al advertir que somos tentados hemos de invocar con fe los santísimos nombre de Jesús y de María, o decir con fervor alguna jaculatoria, por ejemplo: “Dadme gracia, Señor, de no ofenderos jamás”; o bien hacer la señal de la Cruz, evitando con todo que por las señales exteriores echen de ver los demás nuestra tentación.

982. ¿Qué ha de hacer el que tiene conciencia cierta, o dudosa, de haber cometido algún pecado? El que tiene conciencia cierta, o dudosa, de haber cometido algún pecado debe hacer inmediatamente un acto de contrición y procurar confesarse cuanto antes.

983. ¿Qué se hará cuando fuera de la Iglesia se oye la señal de alzar a Dios en la Misa solemne o en la bendición del Santísimo Sacramento? Se hará, por lo menos con el corazón, un acto de adoración diciendo, por ejemplo: “Bendito y alabado sea en todo momento el santísimo y divinísimo Sacramento.”

984. ¿Qué reza el buena cristiano al toque del Ángelus o Avemaría, o las oraciones al alba, al mediodía y a la tarde? Al toque de Avemaría, el buen cristiano reza el Ángelus Dómini, con tres Avemarías.

985. ¿Qué haréis a la noche antes de acostaros? A la noche, antes de acostarme, puesto en la presencia de Dios, rezaré devotamente las mismas oraciones que a la mañana, haré un breve examen de conciencia y pediré perdón a Dios de los pecados cometidos aquel día.

986. ¿Qué haréis antes de dormiros? Antes de dormirme haré la señal de la santa Cruz, pensaré que puedo morir aquella noche y le entregaré a Dios el corazón, diciéndole: “Señor y Dios mío, yo te entrego todo mi corazón; Santísima Trinidad, dadme gracia para bien vivir y para bien morir; Jesús, José y María, en vuestras manos encomiendo el alma mía.”

987. Fuera de las oraciones de la mañana y de la noche, ¿de qué otra manera puede rogarse a Dios frecuentemente durante el día? Durante el día, puede rogarse a Dios frecuentemente con otras breves oraciones que se llaman jaculatorias.

988. Decid alguna jaculatoria. Señor, ayudadme; Señor, hágase vuestra santísima voluntad; Jesús mío, quiero ser todo vuestro; Jesús mío, misericordia; Corazón de mi amable Salvador, haz que arda y crezca siempre en mí tu amor.

989. ¿Es útil durante el día decir muchas jaculatorias? Es utilísimo decir durante el día muchas jaculatorias, las cuales pueden decirse con el corazón, sin pronunciar palabra, andando, trabajando, etc.

990. ¿En qué otra cosa debería ejercitarse el cristiano además de las oraciones jaculatorias? Además de las oraciones jaculatorias, el cristiano debería ejercitarse en la mortificación cristiana.

991. ¿Qué quiere decir mortificarse? Mortificarse quiere decir dejar por amor de Dios algo que gusta y aceptar algo que desagrada a los sentidos o al amor propio.

992. ¿Qué haréis cuando lleven el Santísimo Sacramento a un enfermo? Cuando lleven el Santísimo Sacramento a un enfermo lo acompañaré con modestia y recogimiento si puedo; y si no puedo, haré un acto de adoración en cualquier sitio donde me halle, y diré: “Consolad, Señor, a ese enfermo y dadle gracia para que se conforme con vuestra santísima voluntad y consiga su salvación.

993. ¿Qué haréis al toque de agonía? Al oír el toque de agonía iré, si puedo, a la iglesia a rogar por el moribundo, y si no puedo, encomendaré su alma al Señor, pensando que dentro de poco me hallaré yo también en ese estado.

994. ¿Qué haréis al oír doblar a muerto? Al oír doblar a muerto, diré un De profundis o un Réquiem o de otro modo rogaré por el alma de aquel difunto. y renovaré el pensamiento de la muerte.

ÍNDICE

la-oracion-pierre-edouard-frere

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>