Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

11 Junio 2015 • "Con temor y temblor trabajad por vuestra salud"

Marcial Flavius - presbyter

Novena al Sagrado Corazón de Jesús. Día octavo: la Gran Promesa

Aparición del Sgdo. Corazón a Santa Margarita Maria de  Alacoque

Aparición del Sgdo. Corazón a Santa Margarita Maria de Alacoque

En 1673, Santa Margarita María de Alacoque ve a Jesucristo mostrándole su Sagrado Corazón. Las apariciones se suceden y en la tercera (1674) le comunica la Gran promesa

1. LA PROMESA

«Yo prometo, en un exceso de misericordia de mi Corazón, conceder a todos los que reciban la Sagrada Comunión nueve primeros viernes de mes consecutivos: la gracia de la penitencia final; no morir en mi desgracia, sin recibir los Sacramentos; tendrán en mi Divino Corazón un asilo seguro en el último momento».

Promete tres gracias:

  • Morir en estado de gracia
  • La recepción de los Sacramentos que sean necesarios en aquel momento
  • Asilo seguro en su Corazón, es decir, seguridad de no ser rechazado por Él

La promesa es absoluta y exige la comunión bien hecha según la intención del Sagrado Corazón y precisamente nueve viernes de mes, los primeros, seguidos

Jesucristo no dice que se salvarán los que hagan exteriormente la práctica pero sigan pecando con obstinación. Si no que dará una gracia especial para vivir y morir cristianamente:

  • Gracia, que exige nuestra colaboración especial.
  • Gracia que no acaba con nuestra libertad cristianamente pues la certeza moral que da esta promesa no excluye el temor prudente que recomienda S.Pablo: «Con temor y temblor trabajad por vuestra salud» (Flp 2, 12).

2. ¿CUÁL FUE LA INTENCIÓN DE JESUCRISTO AL HACER ESTA PROMESA?

2.a. Mostrarnos la importancia que Él da a la devoción a su Corazón y a la Comunión reparadora.
2.b. Tranquilizar a algunas almas escrupulosas con la certeza moral de su salvación.
2.c. Abrir a los pecadores una puerta de salvación:

  • Esto no quiere decir que un pecador que rehúse convertirse durante su vida se salvará de todas formas a la hora de la muerte.
  • Lo que ocurre es que un pecador que haya cumplido bien los requisitos de esta devoción, emprenderá a partir de ella una vida auténticamente cristiana que le asegurará cada vez más la gracia de la perseverancia final.

2.d. No son nuestros méritos los que nos alcanzan la gracia. La perseverancia final es gratuita.

*

Este es el sentido de la Gran Promesa, prueba elocuente, de la desbordante misericordia del Corazón de Cristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>