Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

30 Julio 2016 • "Todo lo ha hecho bien: Él ha hecho oír a los sordos y hablar a los mudos"

Marcial Flavius - presbyter

11º Domingo después de Pentecostés: 31-julio-2016

Rito Romano Tradicional

Evangelio

Mc 7, 31-37: Dejando Jesús otra vez los confines de Tiro, se fue por los de Sidón, hacia el mar de Galilea, atravesando el territorio de la Decápolis. Y presentáronle un hombre sordo y mudo, suplicándole que pusiese sobre él su mano para curarle. Y apartándole Jesús del bullicio de la gente, le metió los dedos en las orejas, y con la saliva le tocó la lengua, y alzando los ojos al cielo arrojó un suspiro y díjole: Efeta, que quiere decir: abríos. Y al momento se le abrieron los oídos y se le soltó el impedimento de la lengua, y hablaba claramente. Y mandóles que no lo dijeran a nadie. Pero cuanto más se lo mandaba, con tanto mayor empeño lo publicaban, y tanto más crecía su admiración, y decían: Todo lo ha hecho bien: Él ha hecho oír a los sordos y hablar a los mudos.

greco-curacion-ciegoReflexión

En el Evangelio de este Domingo leemos cómo Jesús cura a un sordomudo. Lo había anunciado gozosamente el Profeta (cfr. Is 35,4-7):

Viene Él mismo a salvaros. Entonces se abrirán los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se abrirán. Saltará el cojo como un ciervo, la lengua del mudo gritará de júbilo.

Esto se cumple en Jesucristo que atiende la petición de la gente que le rodea y se interesa por un sordomudo, que le traen a su presencia. Jesús abre los oídos del sordo para que pueda oír y escuchar, luego desata su lengua para que pueda hablar y expresarse, para que escuche y pueda responder, para que oiga la palabra de Dios y dé cumplida respuesta.

La Iglesia ha conservado este signo de Jesús en la liturgia del Bautismo. Sobre el bautizado, el sacerdote señala sus labios y sus oídos para significar el deseo de que el nuevo cristiano tenga el oído bien dispuesto para escuchar la palabra de Dios y la lengua bien dispuesta para dar testimonio de su Fe.

Pero no basta con haber sido bautizados, no basta con haber recibido la gracia de poder oír. Hay que conservar y aumentar esa gracia con la fidelidad en la escucha y en la respuesta, con un comportamiento acorde con nuestra dignidad de cristianos. Entre nosotros abundan los bautizados que se vuelven a convertir en sordos y mudos. Sordos y mudos espirituales, pecadores que ya no escuchan la voz y las advertencias de Dios; que nunca rezan ni hablan con Él para darle gracias y pedirle lo que realmente necesitan; que nunca acuden a pedirle perdón en el Sacramento de la Confesión porque “lo peor del mundo no es el pecado; es la negación del pecado por la conciencia torcida” (Mons. Fulton Sheen).

En mayor o menos grado todos podemos encontrarnos en esta o parecida situación: ¿Cómo salir de ella? Imitando la conducta de Jesucristo en el milagro de la curación del sordomudo

1. Hagamos todo el bien que podamos
El Evangelio nos presenta la actividad de Jesucristo: “En aquel tiempo salió Jesús del territorio de Tiro, fue por Sidón y atravesó la Decápolis hacia el lago de Galilea…”. Consagremos también nosotros al servicio de Dios y del prójimo todas nuestras energías. Que cada uno de nosotros pueda merecer el elogio que hicieron de Jesús: Todo lo ha hecho bien.

2. Levantemos frecuentemente nuestro corazón y nuestros ojos al cielo
Recogerse, orar, pedir la gracia del Espíritu Santo y serle fieles, ofrecer a Dios todas nuestras acciones y pedirle que nos ayude a obrar santamente, fieles al criterio ignaciano: ad maiorem Dei gloriam, todo para la mayor gloria de Dios.

Pidamos al Señor que repita hoy entre nosotros el milagro del Evangelio.

Que nos cure cuando somos sordos y mudos espirituales.

Que abra nuestros oídos para ser fieles a su gracia, obtener el perdón de nuestros pecados y poder alabarle por toda la eternidad en el cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

  • DesdeMiCampanario.es declina toda la responsabilidad sobre las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios.
  • Serán eliminados todos los comentarios que contengan insultos, blasfemias, inmoralidades, errores doctrinales o teológicos, proselitismo y/o apología de las falsas religiones e ideologías, etc...
  • Serán eliminados los 'comentarios basura', los enlaces publicitarios y los que infrinjan la ley.
  • Serán eliminados los comentarios que claramente tengan intención de sabotaje.
  • DesdeMiCampanario.es se reserva el derecho de corregir la ortografía y gramática de los comentarios.

ETIQUETAS HTML

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>